CONSEJOS REPORTAJE RECIÉN NACIDO

Cuándo se realiza este tipo de sesión

Cada vez son más los papis que nos llaman para fotografiar una de las etapas más tiernas de un bebé, sus primeros días de vida. Las fotografías de recién nacidos /newborns que hacemos son durante los 12 primeros días de vida. Los días ideales son entre el día 5 y el 10.

Durante este período, los bebés pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, aún mantienen la forma fetal que tenían cuando estaban dentro de la barriguita de la mamá y por eso es más fácil volver a colocarles en esas posiciones, acurrucaditos. Pasados estos primeros 12 días de vida, todo cambia, pasan más tiempo despiertos, están atentos a todo tipo de estímulos, tienen más fuerza en las extremidades y les cuesta mucho más quedarse dormiditos en ciertas posturas. Además, es posible que lloren más frecuentemente y que incluso comiencen con los cólicos. Por eso, a partir de los 12 días de vida ya no hacemos sesiones newborn.

                                                                                                              

Cuánto dura la sesión

Una de las preguntas que más nos hacen los papis es ¿cuánto dura la sesión?  Bien, pues, la sesión dura aproximadamente unas 3-4 horas, aunque puede resultar asombroso, hace falta mucha paciencia, buen humo_MG_9422r y mimitos para conseguir este tipo de fotografías. Por eso, damos mucha importancia a realizar el reportaje durante una mañana (aprovechando la luz natural) con toda la tranquilidad del mundo y sin prisas.

Hay que tener en cuenta que, vamos siempre al ritmo del bebé, si hace sus necesidades hay que cambiarle, si tiene hambre  hay que parar y darle de comer…Pero, os aseguramos que los resultados merecen la pena y que agradeceréis haber tomado la decisión de hacer este reportaje. Cuando nos contactáis reservamos toda la mañana con vosotros, es así, como podemos conseguir este tipo de reportaje, con tranquilidad y muchos mimos. Por  eso es importante que nos contactéis antes de dar a luz para reservar una fecha.

 Cómo podemos ayudar

Algo muy importante que os pedimos, es que intentéis mantener despierto a vuestro bebé dos horas antes de la sesión. Si por ejemplo darle un baño le mantiene despierto/a podéis hacerlo antes de venir al estudio. Como os hemos dicho antes, vamos al ritmo del bebé, ¡ellos mandan! Y… si necesitamos un poquito más de tiempo para que se duerma, esperaremos, sin ninguna prisa.

En cuanto a la toma, es muy importante que la toma se la deis aquí en el estudio (y no antes de venir) De esta manera será más fácil conseguir el sueño profundo, ya que recién comidos con la barriguita calentita… se duermen más fácilmente.

Cada recién nacido es diferente, unos aceptan solo unas determinadas posturas… Otros, en cambio, cuando consiguen llegar al sueño profundo, se dejan colocar de todas las maneras. Así que con un poco de maña, conseguiremos unas fotografías de vuestro bebé para el recuerdo. Cada sesión de recién nacido es diferente y única por lo que es imposible que todos los reportajes sean iguales.

Nos encantan los bebés y nos hemos preparado para esto, por lo que podéis tener la tranquilidad de que están en buenas manos, y que en todo momento van a estar seguros. Por ello, os agradecemos que nos dejéis trabajar tranquilamente con ellos.

¿Qué debo llevar a la sesión?

Es importante tener a mano:

  • Pañales
  • Biberón
  • Chupete (aunque no se lo pongáis o no lo coja es importante que lo traigáis)
  • Ropa de cambio para vosotros por si os mancháis (ya que vamos a tener a vuestro/a bebé sin pañal jeje).

También, os pedimos que vengáis un máximo de dos personas con el bebé. Nuestro estudio está totalmente adaptado y climatizado. La temperatura oscilará 25 y 28 grados, en función de la época del año y de si el bebé tiene ropita puesta o no, siempre la ideal para ell@s. En nuestro estudio contamos con cambiador y todo lo necesario para que os sintáis como en casa; también tenemos cestas, gorros y atrezzo que usaremos para las fotografías de vuestro bebé.

Fotografía con mamá y papá

Dado que esta sesión es única e irrepetible, también nos gustan que los papás participen, y por eso, os animamos a participar en la sesión. Al final de la sesión si os apetece os haremos alguna fotografía con vuestro bebé. ¡Mamá y papá no pueden faltar!

Para las fotos con vosotros, tan sólo tenéis que traer algo liso, a ser posible de colores neutros/tonos pasteles , por ej: una camiseta o camisa (lisa). Sería ideal que los dos vengáis con los mismos colores o conjuntados. Evitar los estampados, dibujos y brillantes.

¿Podéis hacerle alguna fotografía con su hermanito?

Esta sesión requiere de mucha tranquilidad y mucha paciencia, por eso os pedimos que como máximo vengáis dos personas con el recién nacido. De esta manera, las fotos familiares las dejamos para el final (por si se despierta). Este tipo de sesión se le hace muy pesada a los niños, ya que ellos necesitan jugar, saltar, correr y necesitamos estar en la habitación con muuuucho silencio. Por lo que en caso de que queráis que ellos también participen, podéis traerlos al final de la sesión